Logotipo de Hepyc, herramientas de corte
Logotipo de Hepyc, herramientas de corte

es · EN · FR

Área de clientes


Registrarse
¿Has olvidado tu contraseña?

Nueva planta de fabricación avanzada

15/05/2017

 

En Hepyc hemos realizado una potente apuesta por acceder a una demanda más exigente, en campos como automoción o aeronáutica, así como por potenciar nuestras ventas en la treintena de mercados exteriores en los que estamos presente. Para ello, hemos trazado un ambicioso plan estratégico que contempla una inversión cercana al 1.000.000 de euros para duplicar nuestra capacidad productiva y avanzar, además, en el reto de la Industria 4.0 al permitir la automatización de gran parte de nuestros procesos. De hecho, este paso ha requerido acciones de capacitación intensa de los profesionales de la empresa, así como la incorporación de nuevos técnicos a la plantilla.

 

Las nuevas máquinas comenzarán a llegar este mismo mes y entrarán en funcionamiento en junio, aunque la puesta de largo, con la operatividad al 100% de todas ellas, será en septiembre.

 

Con este movimiento, pretendemos potenciar la oferta en roscado para acceder a sectores punteros, como automoción, eólico, aeronáutico o mecanizado.

 

En cuanto a mercados, con un 85% de nuestra ventas concentradas en España, Francia y Portugal, nuestro objetivo no es tanto acceder a nuevos países como ampliar nuestra presencia en la treintena en los que ya estamos presentes y que suponen actualmente una cuarta parte de nuestras ventas.

Para ello, Hepyc sumó nuevos distribuidores en Asia en 2016 mientras que este ejercicio completaremos nuestra alianzas en Latinoamérica y Oriente Próximo. El reto es crecer en países como Irán, Tailandia, Turquía o Malasia, así como en Colombia, Chile, Uruguay o Paraguay.

 

Tecnología ‘Microfinish’

Los nuevos equipos adquiridos contribuirán a impulsar la oferta de nuestra nueva tecnología de roscado ‘Microfinish’, de desarrollo propio. Se trata de un proceso final mediante el que se realiza al macho de rosca una limpieza de la arista de corte de manera que es más suave y permite un roscado más fácil, menos agresivo. Esta técnica supone, una mejora de la calidad y eleva el rendimiento en producción hasta un 27% sobre un macho convencional sin un coste adicional importante.